Bolso por sorpresa

Indagar en el vestidor de Mamá Monk es una de las experiencias más gratas para Ms. Monk. Mi madre es una auténtica coleccionista de ropa y complementos, así que ayer, en un atisbo de aburrimiento vacacional, aceché uno de sus armarios y encontré un precioso bolso bombonera en camel ¡de hace más de veinticinco años! Creo que fue un flechazo, el bolso fue a mí con las mismas ganas que yo a él. Esa bombonera tan cuca sería el complemento estrella de mi próximo outfit y claro antes de salir de casa no dudé en inmortalizar el modelito: fresquito, cómodo y muy urbano.
Y así salí yo a dar un paseíto, más feliz que una perdiz, esto de encontrarte por sorpresa con complementos tan monos me causa una enorme satisfacción (que fácil es hacerme feliz…).




Desde aquí os animo a investigar los armarios de vuestras abuelas, madres, tías abuelas, amigas de tus abuelas (toda persona que haya superado el medio siglo…). En sus armarios podréis descubrir (con un poco de suerte) aunténticas reliquias en ropa y complementos que ya no encontraréis ni se lo veréis a nadie. Imagínate encontrarte con un bolso que sólamente tienes tú (se acabó ir andando por la calle y descubrir que tu bolso de Zara lo tienes tú y la mitad de la población)
Diferénciate con un complemento o prenda vintage, marca la diferencia, SE ÚNICA amante de la moda

 Os seguiré informando de mi próximos descubrimientos en el armario de Mamá Monk. CORTO Y CAMBIO 😛











Sandalias: Benetton
Camiseta: Zara
Colgante: Folli Follie
Bolso: Vintage (de Mamá Monk)
Minishorts: Benetton


Y tú ¿has encontrado una prenda o complemento vintage en algún armario de tu casa?

15 Comments

Deja un comentario