Nude, I love you


Delicado, sofisticado, femenino, como el tacto de una pluma, tímido, sensual, etéreo, como el color de la piel… así es el color nude. Una tonalidad que Ms. Monk adora. 
Para mi outfit del sábado por la noche, lo tenía claro, ¡estaba deseando ponerme mi minivestido nude! Una cucada…







Pegado pero vaporoso. con él puesto me sentía toda una dama. Mover los brazos y contonear las caderas con este vestidito de capas y encaje era todo un juego de seducción…






Ms. Monk tenía un objetivo, lucir su vestido bailando hasta altas horas de la noche pero antes debía llenar su estómago. El destino estaba claro. Queríamos conocer la Gabinoteca (Calle Fernández de la Hoz, 53, Madrid. Pincha aquí si quieres entrar en su web). Un restaurante con un decoración muy original y unas tapas exquisitas. Por supuesto para terminar gloriosamente nos pedimos el postre típico del sitio: Juan Palomo, un postre en el que te dan los ingredientes y tú mismo puedes diseñar la presentación (de lo más entretenido…)






Una vez terminada la cena ya estaba lista para mover mis volantes de encaje hasta que mis pies dijesen basta. La noche tenía color nude: un color natural, sensual y misterioso…


 Vestido: Mango
Bolso: H&M
Zapatos: Zara
Pulseras: Accessorize


Y tú amante de la moda, ¿no has caído en las redes del color nude?

14 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *